jueves, 11 de febrero de 2016

La momia de Sonia Guerrini - Hallazgo del Sarcófago de Anj ef Jonsu


UNA EXPERTA ALAVESA HALLA EL SARCÓFAGO DE UN ESCRIBA DE AMON-RA, EL MAYOR DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE 2015 (Noticia de fecha: 09/02/2016)

Guerrini ha sido parte integrante del equipo de 28 profesionales que, entre arqueólogos, restauradores, antropólogos, arquitectos y epigrafistas, dirigen los reputados egiptólogos Teresa Bedman y Francisco Martín Valentín. “El Instituto español de Estudios del Antiguo Egipto lleva ya quince años excavando en Egipto, aunque yo he tomado parte en su séptima campaña arqueológica en Luxor. Exactamente, en la necrópolis de El-Assasif, junto al templo de Hatshepsut y el Valle de los Reyes, en pleno meollo del mayor centro arqueológico del mundo”, puntualiza Guerrini. También en eso tuvo suerte, pues “se trata del sitio y el periodo histórico, el del Imperio Nuevo de en torno a 1.400 años antes de Cristo, que más me atraía”.

Para ser más exactos, el hallazgo de este enterramiento de hace 3.000 años se dio el 18 de octubre de 2015, cuando la misión española estaba trabajando en la tumba del visir Amen Hotep Huy del faraón Amen Hotep III, “uno de los más grandes de Egipto, padre de Akhenaton”, informa la laudioarra. El caso es que, mientras parte del grupo andaba restaurando la capilla, a ella le correspondió excavar en el inmenso patio de unos 18 por 50 metros. “Desde el primer día, nada más ponerte en contacto con la tierra encuentras fragmentos de momia, y amuletos de fayenza, que es una cerámica vidriada azul muy típica de la zona, entre muchas otras cerámicas o maderas. Llevaba ocho meses bromeando con que iba a encontrar un sarcófago, y a los diez días de llegar topamos con las losas de piedra que lo protegían”, cuenta.

Hallazgo del Sarcófago de Anj ef Jonsu, Noticias de Egipto, Egipto Antiguo, Antiguo Egipto,

Primero levantaron las de los pies, hasta seguir por el torso y dar con la barba. “¡Es un hombre!, exclamamos. Me tuve que quitar la mascarilla y todo de la llorera que me entró de la emoción. Era precioso, con una policromía de colores vivos muy bien conservada, y ya cuando procedieron a abrirlo y comprobaron que la momia seguía en su interior, se desató una locura de abrazos y enormes sonrisas de felicidad entre todos los integrantes del equipo y trabajadores nativos”, rememora embelesada Guerrini.

No es para menos, ya que el hallazgo del sarcófago de Anj ef Jonsu (escriba y sacerdote del dios Amon-Ra en el templo de Karnak que, durante la dinastía XXII, hacia el año 900 antes de Cristo, contabilizó las ofrendas divinas) fue el descubrimiento arqueológico de 2015. 

“Era el sueño de toda mi vida y tenía miedo por si no se cumplían las expectativas de no ser tan bonito como me lo había imaginado, pero lo superó todo y ya no puedo dejarlo”, confiesa la joven, que volverá a este yacimiento en octubre. “Me lo acaban de confirmar, pero me han pedido que me forme en jeroglíficos y egiptología, y a ello me he lanzado de cabeza.  A finales de febrero acudiré a unos cursos que imparte el propio Instituto de Estudios del Antiguo Egipto en Málaga”, adelanta.



Fuente: 
www.noticiasdealava.com

lunes, 7 de diciembre de 2015

Banquete de la Tumba de Nebamun

En el registro inferior, la jerarquía social se manifiesta en la escala de representación de los seres humanos: el tamaño de las figuras femeninas que aparecen en el extremo derecho de la escena no puede deberse a que sean niñas, porque tienen el busto desarrollado. 

Sólo puede estar motivado por su condición de criadas, también evidenciada en su desnudez y en el torso de perfil, que transmite mejor la acción que realizan. 


Banquete de la Tumba de Nebamun
Banquete de la Tumba de Nebamun

jueves, 26 de noviembre de 2015

Sennedjem y su mujer

Esta pareja de privilegiados  presentan la aplicación convencional del color, más claro para la mujer, y el tratamiento característico de la pintura egipcia: sintético, planista y lineal   Probablemente estas características sean consecuencia de una voluntad de claridad: la representación tridimensional aumenta la complejidad de la escena dificultando la captación del concepto.


Sennedjem y su mujer
Sennedjem y su mujer

Los personajes de las pinturas egipcias mantienen siempre un canon de proporciones aunque su escala de representación varía, y pese a presentar posturas que pueden relacionarse con acciones (marcha, trabajo), el efecto general es estático. La característica más llamativa de la pintura egipcia es la reunión de distintos puntos de vista en un mismo plano. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

Rahotep y Nofret


Se trata de dos esculturas sedentes y de bulto redondo pertenecientes a miembros de la clase social más elevada de Egipto, razón por la cual se pudieron permitir el lujo de construirse una tumba, en este caso del tipo mastaba y dentro de ella, de encargar este retrato que por hallarse en su tumba decimos que es de tipo funerario; se trata concretamente del príncipe Rahotep y su esposa Nofret (2613 a. C.-2589 a. C.).


Rahotep y Nofret
Fueron descubiertas durante las excavaciones dirigidas por Augustte Mariette y su equipo en 1871 dentro de su tumba al norte Médium, en una necrópolis de mastabas de la IV dinastía, próximas a la pirámide del faraón Snefru; hoy se encuentra depositada en el Museo Egipcio de El Cairo.

El color y la combinación de materiales atenúan la rigidez del conjunto, pero la posición estática y frontal de los personajes, así como sus ricas vestimentas y variados adornos, los señalan como privilegiados.

Los rostros tienen un tratamiento más naturalista que los cuerpos, que logra la captación de los rasgos étnicos del pueblo egipcio. Se registra en estos personajes la aplicación convencional del color, más claro para la mujer.


Rahotep y Nofret

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...