jueves, 29 de octubre de 2015

Respaldo del trono de Tutankamón

En este bajorrelieve oficial del Imperio Nuevo, el faraón aparece cómodamente recostado en la silla, intercambiando una dulce mirada con su esposa. Como es convencional en la pintura egipcia, Tutankamón presenta las dos manos con el pulgar hacia el mismo lado. 

Trono de Tutankamón
S XIV AC. Museo Egipcio del Cairo. Oro con incrustaciones de piedras Altura 1.02 m


Sin embargo, sus pies tienen los dedos en la posición normal, así como los de su esposa, cuyas manos también están en una posición lógica. 

Respaldo del trono de Tutankamón

Tras la reforma de Amenofis IV o Akenatón, la figura del faraón pierde rigidez e idealización: no hay obstáculo para representar su cráneo alargado o su vientre prominente. Curiosamente, con posterioridad, esas particularidades son adoptadas como modelo. Corona la escena Atón, el disco solar. 










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...