domingo, 28 de enero de 2007

Religion de Egipto_Politeista

Una religión politeísta

Los egipcios tenían centenares de dioses, algunos de los cuales eran venerados en determinadas ciudades o regiones, mientras que otros lo eran más dilatadamente.

Algunos dioses adoptaban la forma de criaturas tales como vacas, toros, leonas, monos o cocodrilos; otros de fuerzas cósmicas, como el Sol y la Luna, las estrellas y el cielo.

La razón de que existiera esa cantidad de dioses, y las conflictivas y, por lo general, contradictorias creencias mantenidas en torno a ellos, hay que buscarla en el pasado de Egipto.

Para unificar el país, la religión del Estado hubo de absorber numerosos cultos locales, muchos de ellos nacidos, tal vez, en la adoración de primitivos tótems u objetos sagrados.

Algunos de esos cultos se combinaron entre sí, otros siguieron siendo como siempre habían sido, e incluso los intentos posteriores de formar "familias" de dioses no prosperaron ni siquiera en la simplificación del panteón.

Hubo, sin embargo, una tendencia a unificar en un solo dios las funciones de diferentes divinidades locales, y ciertos dioses, patrocinados por los faraones y venerados en las mayores ciudades y en los templos más espléndidos, alcanzaron el carácter de dioses nacionales.

Tales fueron:
  • Horus, el dios personal del rey;
  • Ptah, el dios de Menfis;
  • Ra, el dios-sol de Heliópolis;
  • Hathor, la vaca diosa, patrona especial de las mujeres, y
  • Amun (o Amon-Ra), quien en el Nuevo Reino se convirtió en el más importante y poderoso de todos los dioses de Egipto.

Dado que los ritos religiosos tenían tanta importancia para los egipcios, su arte tenía ante todo mucho más que ver con la religión que con una deliberada búsqueda de la belleza.

Anubis. Religion egipcia. Egipto a tus pies. Religion de egipto. Dioses egipcios. Dios Anubis.
Anubis 

Las esculturas y las pinturas fueron creadas, no para las viviendas, sino para los templos y tumbas.

Hasta las escenas de batalla en los muros de los templos del Nuevo Reino, como las escenas de la vida diaria en las tumbas de los nobles tenían una finalidad religiosa.

Los artista estaban, por consiguiente, atados por una serie de rígidas convenciones que, con pocas variaciones, se observaron durante 3.000 años.

Las figuras en círculos tenían que ser verticales y simétricas. En una figura erecta, el pie izquierdo tenía que estar adelantado, y las manos pegadas junto a los costados, a menos que sujetaran un báculo o un cetro.

La posición de manos y brazos, así como la forma del peinado, de los vestidos y adornos, estaban regidas por estrictas normas, y la relación de volumen entre las diferentes partes del cuerpo tenía que ajustarse a proporciones fijadas de antemano.

Las hileras de silenciosas y majestuosas figuras andando o sentadas de la escultura egipcia, parecen monótonas a primera vista, pero, contempladas más de cerca, revelan muchas diferencias sutiles, introducidas por la destreza en el modelado, por la perceptiva de la pintura, por el delicado detalle, y aún por una ligereza en el toque que revelan un sentido del humor en el artista.

El estático formalismo de las figuras reales contrasta, por lo general, con la representación, libre y brillantemente concebida, de sirvientes y operarios a los que se muestra en una infinita variedad de actitudes; en actitud de saltar, halar de cuerdas, segar y aventar, o de danzar y de tocar instrumentos musicales para sus amos.

Los artistas animalistas son magistrales y demuestran una aguda capacidad de observación.

Una de las características de las pinturas y relieves egipcios que pueden antojársele extrañas a los ojos del observador occidental es el hecho de que, pese a que el artista egipcio podría, como es obvio, haber reproducido con toda exactitud lo que se ve, prefiere deliberadamente ignorar la perspectiva.

La explicación reside en la función práctica del arte egipcio. La función del artista era captar, no lo que veía sino lo que sabía que existía.

Así, pintaba de tal manera que representaba cada una de las partes esenciales de la figura humana cabeza, hombros, brazos, piernas y pies tan claramente como era posible y en su aspecto más familiar, lo mismo de perfil que de frente.

Algunos artistas modernos se han inspirado en este tratamiento cubista de las formas naturales hecho por los egipcios.

El Dios Anubis. Religion egipcia. Dioses de Egipto. Egipto a tus pies. Religion de egipto. Los dioses en egipto


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...